Buscar este blog

miércoles, 5 de noviembre de 2014

NUESTRAS ENTREVISTAS... DOCTOR SERGIO CALLEJA, COORDINADOR UNIDAD DE ICTUS HOSPITAL UNIVERSITARIO CENTRAL DE ASTURIAS


Sergio Calleja. Neurólogo, coordinador de la Unidad de ICTUS 
del Hospital Universitario Central de Asturias. (HUCA)


Usted nació en 1971, hace 43 años en un pequeño pueblo asturiano, en aquella época,  la sociedad asturiana se enfrentaba a una nueva década todavía cargada de sobresaltos en sus calles, en sus cuencas, en sus valles.

¿ CUANDO Y PORQUÉ SE DECIDIÓ POR ESTUDIAR MEDICINA Y ESPECIALIZARSE EN UNA RAMA TAN COMPLEJA COMO ES NEUROLOGÍA?.

“No es fácil responder a esto. Crecí en una familia obrera y campesina. Mis padres estaban convencidos de que la formación y el estudio eran la única forma lícita de promoción social, convicción que me inculcaron, y que respaldaron con ingentes esfuerzos, ya que la economía era precaria. Fui un estudiante muy dedicado y disfrutaba aprendiendo. Pero el entorno marca: a principios de los años 80 algunos de mis compañeros de clase no tenían zapatos para ir a la escuela, el fracaso escolar era masivo y uno se sentía un bicho raro invirtiendo en la quimera de un futuro académico. Me gustaban mucho las humanidades, pero poco a poco fui adquiriendo una visión más utilitaria de la vida: merecía la pena cambiar las cosas, no sólo disfrutar entendiéndolas. Una profesora, Carmen Rosa de la Hera, nos mostró la belleza de la naturaleza y la elegancia del método científico para responder a las preguntas que nos íbamos planteando y bajo su influencia decidí hacerme científico. Esas dos inquietudes, la científica y la social, me llevaron a la Medicina. La carrera de Medicina fueron seis años no muy agradables, de acumulación acrítica de conocimientos en gran parte inútiles, de lavado de cerebro, de dedicación casi monacal a aprobar el siguiente examen, sin un horizonte muy claro de para qué servía todo aquello ni hacia dónde llevaba, sin apenas prácticas que nos mostraran qué es la enfermedad ni cómo son los enfermos. Elegí la Neurología porque tenía el aura de ser la última frontera del conocimiento, donde había que librar la batalla más dura para entender qué le ocurría al enfermo con armas relativamente precarias”.

USTED ES UN FACULTATIVO COMPROMETIDO CON SU PROFESIÓN Y TRAS EJERCER DURANTE DIECIOCHO AÑOS LA MEDICINA, Y VER LO QUE HA VISTO. ¿CREE USTED EN LA EXISTENCIA DE “MÉDICOS CON ALMA” Y MÉDICOS MÁS PREOCUPADOS POR LOS HALAGOS?.

“Los médicos no dejan de ser personas con motivaciones, objetivos, inquietudes y formas de ser distintas. Es cierto que las características inherentes a nuestra profesión hacen que la compasión sea un rasgo más dominante entre los profesionales sanitarios que en otras profesiones, pero también es verdad que el paso de los años y los avatares que cada uno va sufriendo hacen mella sobre la psicología del individuo, y no todo el mundo es capaz de mantener la ilusión o la motivación del principio”. 

CENTRÁNDONOS EN EL PROBLEMA DEL ICTUS Y SU ENORME IMPACTO EN LA SOCIEDAD, ¿CREE USTED QUE LA FALTA DE MOVILIZACIÓN DE LA SOCIEDAD ASTURIANA ANTE ESTA ENFERMEDAD, ES POR FALTA DE INFORMACIÓN O POR FALTA DE CORAJE?.

“En mi opinión se aúnan dos factores para explicar la desmovilización: la falta de información y la propia idiosincrasia de la enfermedad.
El ictus es una enfermedad aguda. En unos segundos una persona sana ve amenazada su vida o se convierte en un discapacitado. Es entonces cuando el paciente o su familia comprenden las insuficiencias de la asistencia, tanto sanitaria como social. En ese momento, sin embargo, están tan absorbidos intentando sobrevivir, intentando buscar el camino para volver a una vida más o menos normal, que resulta difícil organizarse y movilizarse.
Por otro lado existe un profundo desconocimiento del ictus por parte de la población general. Se ha visto en algunas encuestas que más del 50% de la población es incapaz de reconocer ni uno solo de los signos de alarma del ictus y tampoco conocen los factores de riesgo que conducen a una mayor probabilidad de sufrir la enfermedad.”

LA ESTRATEGIA NACIONAL SOBRE EL ICTUS ES COMO LA LEY DE LA DEPENDENCIA, TODOS LA APLAUDIERON PERO MUY POCOS PONEN LOS MEDIOS PARA QUE SE DESARROLLE.
¿QUE OPINIÓN LE MERECE LA SITUACION ACTUAL DE ESTA IMPORTANTE INICIATIVA PARA COMBATIR EL ICTUS?.

“La Estrategia en Ictus del Sistema Nacional de Salud se publicó en el año 2009, justo cuando la crisis económica comenzaba a hacerse sentir. A pesar de que fue refrendada por el Consejo Interterritorial de Salud se trata de un documento no vinculante, al que las diferentes comunidades autónomas han prestado una atención desigual. Mientras en algunas se implementaban planes regionales contra el ictus en otras no se hacía ningún gesto especial, lo cual ha ahondado aún más en las desigualdades ya existentes. No obstante se ha asistido en estos años a una potenciación de la asistencia en fase aguda, con la creación de nuevas Unidades de Ictus (en número aún insuficiente, eso sí) en todo el territorio nacional, mientras que ha languidecido y en muchos casos disminuido la atención al ictus en la fase subaguda (en la fase de rehabilitación), lo que, conjuntamente con la involución de los programas sociales, dejan a los pacientes con menos recursos en una situación de grave vulnerabilidad”.

USTED ES UN PERFECTO CONOCEDOR DE LAS UNIDADES DE ICTUS Y SU IMPORTANCIA A LA HORA DE SALVAR VIDAS DENTRO DEL SISTEMA HOSPITALARIO. ¿TAN COSTOSO ES IMPLANTAR ESTAS UNIDADES TAL Y COMO SE CONTEMPLA EN LA ESTRATEGIA NACIONAL?.

“Las Unidades de Ictus están dotadas de una estructura física (unas camas hospitalarias en una zona geográficamente delimitada del hospital con monitorización multimodal) y una dotación de personal (fundamentalmente de enfermería, ya que sobre las enfermeras pivotan los cuidados de los pacientes). La inversión económica en dotación material es pequeña. Lo más complicado es la contratación de enfermeras y auxiliares que cubran todos los turnos de atención. Aunque la contratación de unas pocas enfermeras pueda parecer insignificante debe ponerse en el contexto de las políticas de austeridad mal entendidas que se han llevado a cabo en España, y que han supuesto, por ejemplo, la pérdida de 28.500 empleos en la sanidad pública en los dos últimos años, según datos del Ministerio de Hacienda. Y digo mal entendidas porque valoran simplemente el ahorro obtenido en sueldos no pagados, pero no tienen en cuenta ni por asomo las consecuencias sanitarias, sociales y, en último término, económicas que esto conlleva para la población (peor) atendida.”

¿ESTA ASISTENCIA ESPECIALIZADA Y MULTIDISCIPLINAR SE NORMALIZARÁ EL DÍA QUE LAS AUTORIDADES SANITARIAS SE OLVIDEN DE CUMPLIR EL OBJETIVO DE DÉFICIT Y SE CENTREN EN EL OBJETIVO DE SALVAR VIDAS?.

“No creo que sea un problema específico de las autoridades sanitarias, sino que afecta a la propia concepción del Estado. La reforma del artículo 135 de la Constitución, que pactaron el PSOE y el PP en el verano de 2011, fue el primer paso de las fuerzas económicas mundiales para merendarse los servicios públicos de nuestro país, y si sale adelante el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos que se negocia actualmente el sistema está condenado. Es preciso que los ciudadanos adquieran conciencia de su condición, que se convenzan de que son los dueños del sistema, y no los beneficiarios de las dádivas de los poderosos. El ciudadano es quien financia el sistema con sus impuestos, cada vez que compra una barra de pan o un pantalón, y debe ser consciente de que los movimientos que realizan con nocturnidad los políticos para entregar los Servicios Públicos a las empresas constituyen ni más ni menos que un robo al que es preciso oponerse. Sólo nuestra pasividad permitirá que se consume el desastre. El Sistema Público de Salud debe volver a ser universal y nadie debe ser excluido de él en razón de su situación administrativa, legal o laboral”.

CREE USTED QUE SIENDO “EL ICTUS UN PROBLEMA DE TODOS”, Y EL ELEVADO COSTE Y DESGASTE QUE SOCIALMENTE GENERA ACTUALMENTE, EN CASO DE SOBREVIVIR, ¿LAS POSIBILIDADES DE RECUPERACIÓN LO DETERMINA FUNDAMENTALMENTE LA CAPACIDAD ECONÓMICA DEL PACIENTE?

“Desgraciadamente la respuesta es sí. Como habíamos comentado antes, el tratamiento en fase aguda viene en gran parte determinado por los recursos que los sistemas públicos de salud destinan a la organización de la asistencia urgente: Código Ictus y Unidades de Ictus. Sin embargo cuando la fase aguda concluye comienza una larga travesía en el desierto en la que progresivamente los sistemas públicos de salud invierten menos recursos: los tratamientos de rehabilitación, logopedia, terapia ocupacional, son indispensables para llevar al paciente lo más lejos posible en su proceso de rehabilitación, y con frecuencia deben prolongarse durante meses. A su vez un buen porcentaje de los pacientes salen del Hospital con una discapacidad moderada o severa y es preciso que los servicios sociales actúen para minimizar el impacto de la reintegración en la sociedad.
Ambas cuestiones, la rehabilitación en sentido amplio y la asistencia social, han sufrido una evidente merma en los últimos años, que sólo puede ser paliada por la capacidad económica de cada individuo. La proliferación de clínicas privadas de rehabilitación en los últimos tiempos es un indicio claro de esta deriva. En estos momentos las familias con posibilidades económicas son capaces de sacar todo el jugo de las posibilidades de recuperación de sus miembros, mientras que en los segmentos de población menos pudientes el proceso de recuperación se extingue con el alta hospitalaria.
Dicen, y yo creo que es cierto, que una sociedad se mide por la forma en que trata a sus miembros más débiles”.

 COMO DICE SU COLEGA GALLEGO EL DOCTOR MIGUEL BLANCO, COORDINADOR DE LA ÚNICA UNIDAD DE ICTUS DE GALICIA COMPLEJO HOSPITALARIO UNIVERSITARIO DE SANTIAGO  (CHUS), EL ICTUS ES UNA DOLENCIA ASOCIADA A NUESTRO ESTILO DE VIDA Y QUE, EN OPINIÓN DE OTRO NEURÓLOGO, SI NO HUBIESE HIPERTENSIÓN EN EL MUNDO PROBABLEMENTE NO HABRÍA ICTUS. TAMBIÉN ALUDÍA A LOS PROBLEMAS GENERADOS POR LAS ARRITMIAS QUE DESENCADENAN EN FIBRILACIÓN AURICULAR.
¿CON LOS MEDIOS Y ORGANIZACIÓN EXISTENTE EN NUESTRO PAÍS ¿SE PUEDE GANAR LA BATALLA AL ICTUS A CORTO PLAZO?,

“Estoy de acuerdo en que un estilo de vida inadecuado condiciona un incremento del riesgo vascular. No coincido, sin embargo, en la apreciación de que la eliminación de la hipertensión erradicaría el ictus. El principal factor de riesgo para sufrir un ictus no es la hipertensión sino el envejecimiento, y contra eso no es posible luchar. La mejoría de las condiciones de vida redunda en una creciente longevidad y esta acarrea una mayor incidencia de ictus. Es preciso estimular las medidas de prevención y es necesario aumentar los recursos destinados a combatir el ictus en su fase aguda y una vez que haya pasado esta. Sin embargo, con todo, la batalla del ictus debe librarse también en otro terreno: el de la investigación. Es preciso aumentar los recursos destinados a la investigación en nuestro país, desvelar todas las claves de la enfermedad y de ese modo abrir nuevos caminos en la prevención y el tratamiento. En los últimos años los recursos de investigación se han mermado progresivamente y la sobrecarga asistencial de los profesionales convierte en quimérico simultanear la asistencia con la investigación. O cambia esta tendencia o no habrá manera de ganar la batalla a la enfermedad a corto plazo”.

AL HILO DE LO ANTERIOR, ¿NEURÓLOGOS Y CARDIÓLOGOS DEBEN TRABAJAR COORDINADAMENTE PARA EVITAR Y/O MINIMIZAR LOS RIESGOS DE ICTUS MÁS DE LO QUE SE PUEDE ESTAR ACTUALMENTE?

“Por supuesto. Una buena parte de los ictus tienen su origen en enfermedades cardiológicas y la coordinación entre ambos profesionales es esencial para manejar adecuadamente a los pacientes. Pero no sólo los cardiólogos. El neurólogo debe coordinarse con el nefrólogo, el cirujano vascular, el neurorradiólogo intervencionista, el personal de rehabilitación, el nutricionista y una larga lista de profesionales que intervienen en el proceso terapéutico. Una de las misiones de la Unidad de Ictus es la coordinación de todos esos profesionales para dar el mejor servicio al paciente y procurar los mejores resultados en cada caso”.

TENIENDO EN CUENTA QUE SEGÚN TODAS LAS INFORMACIONES APUNTAN A QUE LA MITAD DE LOS PACIENTES CON ICTUS LLEGAN AL HOSPITAL DEMASIADO TARDE Y QUE ADEMÁS EL 50% DE LA POBLACIÓN NO ES CAPAZ DE RECONOCER LOS SÍNTOMAS DE UN INFARTO CEREBRAL
¿CUÁL SERIA EL COCTEL MAS EFICAZ PARA DERROTAR AL ICTUS EN NUESTRO PAIS Y ESPECIAMENTE EN ASTURIAS?,

“El mismo que en cualquier otra patología: tres elementos esenciales que son la asistencia (que requiere inversión para optimizarse y estar a la altura de los avances científicos que se van produciendo), la docencia (en un sentido amplio, con una formación adecuada tanto a nivel poblacional, inculcando el conocimiento de la enfermedad, sus factores de riesgo y la forma de actuar si se produce, como a nivel profesional, procurando un intercambio fluido y una actualización constante de los conocimientos) y la investigación.”

USTED ES UN FIRME DEFENSOR DEL ESTUDIO EXHAUSTIVO DE LOS FÁRMACOS Y SUS EFECTOS SECUNDARIOS ANTES DE APLICARLOS. ¿SI NO SE SIGUE EL JUEGO A LA OPACA MAQUINARIA DE LA INDUSTRIA FARMACOLÓGICA, SE CORRE EL RIESGO DE FIGURAR EN LISTAS NEGRAS?

“No puedo dar una respuesta directa sin explicar antes algo. La permeabilidad entre la industria farmacéutica y las sociedades médicas es tan grande que actualmente casi nada se mueve en muchas de las sociedades médicas de nuestro país sin que haya una o varias compañías farmacéuticas detrás. Eso no equivale a decir que todos los eventos son objeto de manipulación o son mera propaganda, pero el conflicto de intereses está siempre presente y las consecuencias son imprevisibles. El Sistema Nacional de Salud ha hecho una dejación casi total de su responsabilidad en la formación continuada de los profesionales y los ha empujado a los brazos de las corporaciones, siendo por tanto cómplice de este estado de cosas. En tales circunstancias, si alguien intenta ir por otro camino y desligarse de este entramado de cosas corre un alto riesgo de encontrarse sólo. Y respondiendo ya a su pregunta, un punto de vista independiente pone al que lo defiende en riesgo de ver cerradas las puertas al mundo de los “expertos”, líderes de opinión en cada campo aupados y sostenidos con frecuencia por las farmacéuticas. Por supuesto esto no significa que no haya en España multitud de profesionales honestos, auténticos expertos en el terreno en que trabajan. Los hay y con enorme mérito, siendo el terreno de juego como es”.

USTED HA DESCRITO MUY GRÁFICAMENTE LOS NIVELES DE SEDUCCIÓN DEL LOBBY DE LOS LABORATORIOS FARMACÉUTICA, ¿CREE QUE ESTE LOBBY LE TIENE GANADO LA PARTIDA A LOS GOBIERNOS?.

“Me temo que la partida no es como ustedes la plantean. El objetivo principal de las grandes corporaciones farmacéuticas, como de cualquier corporación, es ganar dinero y tener contentos a sus accionistas. No son ONGs ni organismos públicos de protección de la salud, sino las empresas más lucrativas del planeta. Poco a poco va resultando evidente para cualquiera que los gobiernos, al menos los que hemos sufrido en este país y en los países vecinos, no son garantes del bienestar ni de los intereses de los pueblos, sino meras cadenas de transmisión de los intereses de las corporaciones, que mueven a su antojo los hilos. La ola de corrupción que asola la vida política de este país es buena muestra de lo que digo, pero la cosa es mucho más grave: no se contentan con comprar intereses actuando al margen de la ley, sino que operan en la sombra para cambiar las leyes.
En el caso concreto de la industria farmacéutica, y cito a Ben Goldacre, “los ensayos sobre los fármacos los llevan a cabo quienes los fabrican utilizando ensayos con frecuencia mal diseñados sobre un reducido número de sujetos inadecuados y poco representativos, y analizándolos por medio de técnicas metodológicamente erróneas, hasta el punto de que llegan a exagerarse los beneficios del fármaco. Cuando los ensayos dan resultados que no les gustan a las farmacéuticas, estas pueden perfectamente ocultarlos a médicos y pacientes”. Ese es el panorama, pero no termina ahí. Las agencias reguladoras estatales no cumplen con su función y autorizan de manera acrítica el uso de fármacos basándose en las insuficientes evidencias existentes. Y, peor aún, las empresas comunican esa evidencia distorsionada con técnicas de marketing aún más distorsionadoras. Y suma y sigue, la formación posgraduada de los médicos ha sido dejada en manos de la industria farmacéutica, de manera que el grueso de la información sobre medicamentos que recibe un médico tras dejar la facultad, si no toda, proviene de la industria farmacéutica.
Para terminar, las autoridades sanitarias han permitido un grado de connivencia entre quienes deben administrar el dinero público (en último término los médicos que prescriben) y la industria privada (a través de sus delegados con sus frecuentes visitas) que es fuente de todo tipo de irregularidades. Si bien esto se ha corregido en parte en los últimos años, sigue siendo moneda común que el delegado de la empresa farmacéutica invite a opíparas comidas a grupos de médicos de cualquier especialidad en el mejor restaurante de la ciudad con el pretexto de una charla teóricamente científica que en el fondo es mera propaganda. O que las inscripciones a los congresos, los viajes y las pernoctaciones en cualquier ciudad del mundo corran a cargo de una de las grandes corporaciones farmacéuticas.
El resultado final es que las empresas de facto manejan la educación de los médicos, las supuestas sociedades científicas operan bajo el patrocinio y la influencias de las empresas, los fármacos aprobados acaban siendo retirados en un porcentaje nada despreciable por efectos adversos inaceptables que no se habían visto en la fase de ensayo y la mayoría de los profesionales no parecen darse cuenta de lo que ocurre porque todo se envuelve en un aura de cientifismo que lo hace aceptable e incluso deseable”.

AL HILO DE LO ANTERIOR, ¿QUE SENSACIÓN LE PRODUJO LA NOVELA Y POSTERIOR PELÍCULA “EL JARDINERO FIEL?.

“Es una película desoladora y magistral que te enfrenta sin anestesia a la brutalidad de la vida, que da cuenta de la fragilidad extrema de las personas enfrentadas al Poder con mayúsculas y sin cortapisas, en una tierra abandonada e invisible, sin más ley ni más orden que los que marca el dinero y su afán insaciable de reproducirse.
Todo lo dicho en la cuestión anterior adquiere en el tercer mundo dimensiones dantescas. Cualquiera puede revisar lo ocurrido en Nigeria en 1996 durante los ensayos de un antibiótico de la empresa Pfizer o los intentos judiciales de Novartis de bloquear la ley india de patentes que permite a la población acceder a fármacos contra el cáncer o el SIDA a precios razonables”.

¿EN QUE MEDIDA EL MOVIMIENTO ASOCIATIVO DE FAMILIARES DE AFECTADOS PODEMOS SER UN APOYO IMPORTANTE EN LA LUCHA CONTRA EL ICTUS?.

Como dije antes los ciudadanos deben ser conscientes de que son accionistas y beneficiarios del sistema, y de que existe un derecho constitucional a la protección a la salud que está siendo vulnerado. Nadie tiene más conciencia de ello que quien lo está sufriendo en sus carnes: insuficiencia de los sistemas de rehabilitación, presupuestos menguantes en ayudas a la dependencia, en algunas zonas del país sistemas de atención en fase aguda muy mejorables… En los últimos años diferentes colectivos ciudadanos han demostrado que la lucha colectiva por los derechos da sus frutos, y las asociaciones de afectados deben encabezar, a mi modo de entender, esa lucha, porque son los principales conocedores de la deriva del sistema y de sus crecientes insuficiencias. El apoyo mutuo es importante pero en este momento es necesario trascender esa función porque lo que nos estamos jugando es el mantenimiento del sistema público de salud.”

Muchas gracias por atendernos y le extiendo el agradecimiento en nombre de los miles de pacientes anónimos, silenciosos y silenciados, que han sufrido, sufren o puedan sufrir un ICTUS en este país llamado ESPAÑA mientras las cosas no cambien.

JLRR
Asociación SOS ICTUS

3 comentarios:

Montsr Aleu dijo...

Me parece una entrevista muy interesante y el doctor se ve una persona muy humana y sincera.

Luis Sanchez dijo...

De las mejores entrevistas que he leído. Bravo por este doctor que dice lo que piensa sobre la desatención general que hay respecto al ICTUS, y da en el clavo respecto a las malas prácticas de parte de la industria farmacéutica ya que no todos los laboratorios, están en las listas negras. Felicitación a quien le ha entrevistado.

CARMEN GONZÁLEZ, PARLA MADRID dijo...

HOLA, LA VERDAD ES QUE ES UNA ENTREVISTA EXCELENTE, EL DOCTOR CALLEJA SE EXPLAYA CLARAMENTE PARA QUE TODOS PODAMOS MEDIO ENTENDER COMO ESTÁ LA SITUACIÓN EN ÉSTE PAIS.
COMO PERSONA AFECTADA LE AGRADEZCO MUCHISIMO SU CLARIDAD Y VALENTIA.
ESPERO QUE ALGÚN DÍA CONSIGAMOS GANAR LA PARTIDA A ESTOS ADMINISTRADOES POLITICOS QUE NOS ESTÁN QUITANDO TODOS NUESTROS DERECHOS.
GRACIAS AL BLOG, A LA ASOCIACIÓN SOSICTUS Y AL DR Y OTROS DOCTORES QUE ESTOY SEGURA EJERCEN CON LA MISMA CELERIDAD Y CELO SU PROFESIÓN.