Buscar este blog

lunes, 6 de mayo de 2019

A VUELTAS CON LOS ACOD, QUE YA NO SON NACOS

-->
Hemeroteca
Durante los últimos días han vuelto a arreciar las noticias en torno a los anticoagulantes orales de acción directa (ACOD), centradas en dos hitos: el controvertido boletín del BIT de Navarra y el nuevo Informe de Posicionamiento Terapéutico (IPT) de la AEMPS. Los dos han provocado la ira de las sociedades "científicas" patrias y de diversos expertos de las especialidades médicas implicadas. 
En cuanto al IPT, las sociedades han manifestado su decepción ante una nueva versión del documento que introduce pocos cambios con respecto a la anterior, salvo por la incorporación de un cuarto fármaco de reciente comercialización, el edoxabán, al arsenal de los ACOD. Los neurólogos expertos en la materia se han manifestado desde un simposium patrocinado por la empresa Pfizer y celebrado en el contexto de la Reunión Anual de la Sociedad Española de Neurología, que tuvo lugar la semana pasada en Valencia. “Es fundamental que los pacientes reclamen que se hagan cumplir sus derechos a la Administración. Para ello, los ACODs, como apixaban, se deben definir como primera opción de tratamiento en la prevención del ictus en FANV”. Esta opinión ha sido refrendada por expertos de casi todas las especialidades implicadas en el uso de los ACOD, que han llegado a afirmar que el acceso a los ACOD es "el talón de Aquiles de la equidad entre comunidades", obviando asimetrías tan sangrantes en la atención al ictus como que sólo el 50% de las provincias españolas disponen de Unidades de Ictus o que sólo 38 centros en nuestro país pueden ofrecer técnicas de intervencionismo en fase aguda del ictus, por no mencionar los desiguales recursos de rehabilitación disponibles. 
Leer más y Fuente http://hucastroke.blogspot.com/2016/12/a-vueltas-con-los-acod-que-ya-no-son.html




 OBSERVACIÓN: El contenido de la información ha sido obtenida mediante un sistema de búsqueda en Internet. Su titularidad corresponde a la Web de origen salvo lo dispuesto en la misma. Cualquier, comentario, duda, aclaración o errata que observe le rogamos nos lo comunique a través de sosictus@gmail.com. Gracias 

TRIPLE PROCESO DE BLANQUEAMIENTO DEL FRAUDE CIENTÍFICO CON EL ANTICOAGULANTE ELIQUIS: NEW ENGLAND, FDA Y META-ANÁLISIS

-->

A finales de 2016, en el Boletin Farmacoterapéutico de Navarra (bitN) Juan Erviti publicó un texto que tituló “Incertidumbres sobre los nuevos anticoagulantes orales en fibrilación auricular: Irregularidades y lagunas en su autorización” donde sintetizaba los problemas detectados en los ensayos clínicos pivotales de la práctica totalidad de los nuevos anticoagulantes.

Sus conclusiones son las obvias:

“Los ensayos clínicos pivotales que dieron pie a la comercialización de dabigatrán, rivaroxabán, apixabán y edoxabán en fibrilación auricular cuentan con numerosas irregularidades, incluidas la ocultación y falsificación de datos. No tenemos información fiable de la relación beneficio-riesgo de dabigatrán, rivaroxabán, apixabán y edoxabán frente a warfarina en fibrilación auricular. Las agencias reguladoras han mostrado tener una falta de rigor preocupante al aprobar estos medicamentos, haciendo caso omiso a distintas deficiencias graves en los ensayos pivotales, detectadas por las propias agencias reguladoras, como los casos de falsificación de datos. Las agencias reguladoras deberían hacer públicos los datos completos de los ensayos clínicos para garantizar la transparencia y así ofrecer información veraz. De este modo se podrá facilitar a los pacientes el mejor tratamiento para su enfermedad.” 

En la sección dedicada al apixaban (Eliquis), escribía Erviti: 


“El apixabán salió al mercado con los datos de un único ensayo pivotal, conocido como ARISTOTLE. Se diseñó como un ensayo de “no inferioridad” y posteriormente se realizó un análisis de superioridad. La conclusión de los autores fue que, en pacientes con fibrilación auricular, el apixabán fue superior a la warfarina en la prevención de ictus o embolismo sistémico, produjo menos sangrado y redujo la mortalidad. En el artículo del profesor Seife antes mencionado se ofrecen ciertos datos sobre las inspecciones al ensayo ARISTOTLE. Inicialmente se hizo una inspección en un centro en China y se detectó que las historias clínicas habían sido manipuladas. Si se hubieran excluido los datos de ese centro (solo ese centro), la significación estadística obtenida para la mortalidad en el ensayo ARISTOTLE habría desaparecido. Los técnicos de la FDA (Office of Scientific Investigation) recomendaron retirar del ensayo a este centro y otros 23 centros chinos igualmente sospechosos. Sin embargo, en todos los análisis se utiliza el full data set sin excluir a los centros fraudulentos”

Fuente:http://www.nogracias.org/2019/05/04/triple-proceso-de-blanqueamiento-del-fraude-cientifico-con-el-anticoagulante-eliquis-new-england-fda-y-meta-analisis/



 OBSERVACIÓN: El contenido de la información ha sido obtenida mediante un sistema de búsqueda en Internet. Su titularidad corresponde a la Web de origen salvo lo dispuesto en la misma. Cualquier, comentario, duda, aclaración o errata que observe le rogamos nos lo comunique a través de sosictus@gmail.com. Gracias 

viernes, 3 de mayo de 2019

LAS ENFERMEDADES NEUROLÓGICAS SON LAS CAUSANTES DEL 19% DE LAS MUERTES QUE SE PRODUCEN CADA AÑO EN ESPAÑA


  • Más de 78.000 españoles fallecieron en el último año por enfermedades neurológicas.
  • Las enfermedades neurológicas son las responsables del 14,6% de las defunciones de hombres, y del 23,6% de las mujeres.
  • Cantabria, País Vasco y Navarra son las Comunidades Autónomas en las que hay un mayor porcentaje de mortalidad por enfermedades neurológicas.
  • Canarias, Comunidad de Madrid y Extremadura son las regiones donde se produce un menor porcentaje de muertes por enfermedades neurológicas.
  • En España, la mortalidad por enfermedades neurológicas ha aumentado en los últimos 10 años un 18,5%.
  • Ictus y Alzheimer, enfermedades líderes en mortalidad. Pero mientras que la mortalidad por ictus ha descendido un 17,6% en los últimos 10 años, la mortalidad por Alzheimer se ha incrementado un 61%.
    21 de noviembre de 2018.- La Sociedad Española de Neurología (SEN) ha presentado en su 70a Reunión Anual el informe “Impacto de las enfermedades neurológicas en la mortalidad española”. Elaborado con los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el Informe tiene el objetivo determinar el peso de las enfermedades neurológicas en la mortalidad española y en las distintas Comunidades Autónomas, así como la evolución que han presentado las enfermedades neurológicas con mayor índice de mortalidad en la última década.
    De acuerdo a los datos disponibles, más de 78.000 españoles fallecieron en el último año por enfermedades neurológicas, lo que supone que son las causantes del 19% de las muertes que se producen cada año en España. Unas cifras que no se reparten de igual forma por sexos. Mientras que fueron las responsables de 14,6% de las defunciones de hombres, la cifra aumenta hasta el 23,6% en el caso de las mujeres.
    “Pero además, estas cifras podrían ser aún mayores, ya que por la catalogación de la Clasificación internacional de Enfermedades, no hemos podido contabilizar los fallecimientos que se producen por traumatismo craneoencefálicos. Según nuestras estimaciones, cada año se producen unos 20.000 traumatismos craneoencefálicos graves, de los cuales hasta un 40% de los que los sufren, lamentablemente, acaba falleciendo”, señala el Dr. Juan Carlos Portilla, Vocal de la Sociedad Española de Neurología.
    Cantabria (24,1%), País Vasco (22,6%) y Navarra (22 %) son las Comunidades Autónomas en las que hay un mayor porcentaje de mortalidad por enfermedades neurológicas respecto al total de fallecimientos, y son también las regiones donde más mujeres mueren por esta causa (30,6%, 27,8% y 27,6%, respectivamente). En el caso de la mortalidad de los hombres por enfermedades neurológicas, La Rioja (19,4%) se sitúa en primera posición, seguida de Cantabria (17,8%) y País Vasco (17,7%). Por el contrario, Canarias (14,5%), la Comunidad de Madrid (16,35%) y Extremadura (16,8%) son las regiones donde se produce un menor porcentaje de muertes por enfermedades neurológicas -además de en las Ciudades Autónomas de Ceuta (14,7%) y Melilla (15,8%)- y tienen también las cifras más bajas de mortalidad por enfermedad neurológica tanto en hombres como en mujeres. Aunque muy relacionado con el número de habitantes que posee cada región, Cataluña es la Comunidad Autónoma donde hay un mayor número de personas fallecidas por enfermedades neurológicas (más de 13.300 personas) , y también de mujeres (más de 8.200); seguida de Andalucía, donde fallecen más de 12.800 personas al año por enfermedades neurológicas y más hombres (más de 5.100). Otra de las conclusiones del informe es que, aunque la mortalidad en España ha aumentado en los últimos 10 años, el número de fallecimientos por enfermedades neurológicas no ha crecido en la misma proporción. Mientas que la mortalidad española se incrementó un 10,5% en este periodo, cuando hablamos solo de la mortalidad de las enfermedades neurológicas, alcanza el 18,5% (el 16,5% en hombres y el 19,8% en mujeres, frente al 7,6% y 13,7% que ha aumentado la mortalidad española, respectivamente, en estos 10 años). “Existen muchas enfermedades neurológicas cuya incidencia aumenta considerablemente con la edad. El progresivo envejecimiento de la población y el hecho de que las mujeres vivan más años que los hombres explican por si solos estos datos, pero también nos lleva a pensar que, en un futuro, este incremento será aún mayor”, señala el Dr. Juan Carlos Portilla. Y es que enfermedades como las cerebrovasculares (principalmente ictus), demencias (sobre todo enfermedad de Alzheimer) y los parkinsonismos (especialmente la enfermedad de Parkinson), que son las enfermedades neurológicas que conllevan un mayor número de fallecimientos entre la población española, son patologías en las que el riesgo de desarrollar cualquiera de ellas aumenta notoriamente con la edad. Si tenemos en cuenta la mortalidad por entidades específicas, las enfermedades cerebrovasculares constituyen –entre todas las causas posibles y no solo las neurológicas- la primera causa de mortalidad en la mujer, y la segunda en toda la población española. Actualmente las enfermedades cerebrovasculares producen más de 27.000 muertes al año (11.500 en hombres y 15.500 en mujeres). Por otro lado, la enfermedad de Alzheimer, es la segunda enfermedad neurológica con mayor mortalidad, con unos 14.800 fallecimientos al año (4.300 en hombres y 10.500 en mujeres). En todo caso se observa que, en los últimos 10 años, la mortalidad por enfermedad cerebrovascular va reduciéndose -a pesar de que su incidencia sigue aumentando- gracias a la mejora en los tratamientos. Hace 10 años se producían 32.900 fallecimientos por enfermedades cerebrovasculares, lo que supone que este periodo se ha reducido un 17,6% la mortalidad de las mismas. “Teniendo en cuenta estos datos, sería esperable que, puesto el ictus es la enfermedad neurológica que más fallecimientos provoca, que debería haberse producido una reducción en la mortalidad de las enfermedades neurológicas, pero lamentablemente las buenas cifras que estamos alcanzado con el ictus, se han visto superadas por el incremento de la mortalidad de las enfermedades neurodegenerativas, principalmente por Alzheimer, pero también por otras como Parkinson. Es decir, a medida de  disminuye la mortalidad asociada a las enfermedades cerebrovasculares, aumenta la asociada con la enfermedad de Parkinson y, muy significativamente, la debida a la enfermedad de Alzheimer, sobre todo entre las mujeres”, señala el Dr. Juan Carlos Portilla. “Por lo que estimamos que, un periodo muy breve de tiempo y si no conseguimos revertir esta tendencia, el Alzheimer se convertirá en la primera causa de mortalidad en nuestro país”. Y es que, por el contrario, en estos últimos 10 años la mortalidad por Alzheimer ha aumentado más de un 61% (un 63,7% en mujeres y un 55,8% en hombres). “El impacto que ha tenido la introducción de los nuevos tratamientos para el ictus en la mortalidad de esta enfermedad es un claro indicativo de la importancia que tiene seguir investigando en las enfermedades neurológicas, tal y como estamos fomentando en esta Reunión Anual”, destacó el Dr. Exuperio Díez Tejedor, Presidente de la Sociedad Española de Neurología. “En todo caso, y mientras la comunidad científica intenta lograr conseguir tratamientos más efectivos para las enfermedades neurológicas que, tal y como muestra este informe, tienen un alto impacto en la mortalidad, pero también en términos de dependencia y cronicidad, es importante concienciar a la población de la importancia de controlar los principales factores de riesgo”. Y es que, además de la edad, existen otra serie de factores de riesgo como presión arterial alta, colesterol o diabetes que aumentan notoriamente la probabilidad de padecer alguna de estas enfermedades. La Sociedad Española de Neurología estima que prevenir estos factores de riesgo podría –al menos- retrasar varios años la aparición de las enfermedades neurológicas con mayor índice de mortalidad y, en teoría, conseguir reducir hasta un 50% la probabilidad de padecer alguna de estas enfermedades. El informe “Impacto de las enfermedades neurológicas en la mortalidad española”, se ha realizado en base a los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en diciembre de 2017, relativos al año 2016. Por lo tanto, las conclusiones relativas a la evolución de la mortalidad a 10 años, se ha realizado considerando el año 2006.
Fuente: 
Sociedad Española de Neurología